El fraude del “gran reinicio verde”

Foro Económico Mundial (FEM)

El fraude del gran reinicio verde

La élite financiera que impulsa el “Green New Deal” es la misma que ha devastado las vidas humanas provocando el actual desastre climático y ecológico

Matthew Ehret, historiador y periodista canadiense

Durante el evento titulado el “Gran Reinicio” – patrocinado por el Foro Económico Mundial- los participantes hicieron una apasionado llamado al FMI, Banco Mundial, Reino Unido, Estados Unidos, Sector Corporativo y Bancario para aprovechar la COVID-19 con el fin de «Reiniciar la economía mundial” bajo el lema de un nuevo Green New Deal.

El fundador y presidente ejecutivo del Foro Klaus Schwab, explicó: «el mundo debe actuar de manera conjunta y resueltamente para reiniciar la economía, la educación, los servicios sociales y el trabajo … Todos los países deben participar, incluyendo a Estados Unidos y China. Debemos  transformar la industria, la tecnología, la explotación del petróleo y del gas. En resumen, necesitamos un gran reinicio mundial ”… del capitalismo, agrego yo .

El mensaje de Schwab fue complementado por la alocución del Príncipe Carlos: «tenemos una oportunidad de oro para hacer algo bueno con esta crisis. Su shock puede hacer que las personas se transformen en más receptivas al gran cambio que necesitamos».

Como se sabe el Foro Económico Mundial (FEM) es el lugar de reunión de las élites corporativas globales sin embargo en sus últimos eventos han acogido a líderes de ONGs como Greenpeace, que ahora interviene regularmente en sus reuniones.

La actual directora de Greenpeace Jennifer Morgan dijo en la citada reunión: «Después de la Segunda Guerra Mundial construimos  un nuevo orden mundial basado en un New Deal. Ahora estamos en un mundo diferente…pero el Foro Económico Mundial debe ser una institución que presione para que demos el botón de reinicio de la economía con un Green New Deal”

La vocera de Greenpeace se refiere a 1944, cuando durante una conferencia en Bretton Woods (New Hampshire), se diseñó un programa similar al llamado “New Deal” que lideró en Estados Unidos el Presidente F. D. Roosevelt .

Un falso remedio para un colapso

Aunque el New Deal sirvió para “salvar en capitalismo” (en palabras de su creador John Maynard Keynes) también fue en algunos aspectos una golpe a la oligarquía financiera. Franklin Delano Roosevelt  impuso la regulación de los especuladores de Wall Street con la ley Glass-Steagal, creó la SEC para proteger los ahorros legítimos e implementó grandes proyectos de infraestructura bajo la Autoridad Gubernamental (Electrificación Rural, Presa Grand Coulee, Presas Hoover, etc. ).

Hoy los partidarios del Green New Deal no tienen como objetivo la lucha contra el cambio climático, lo que quieren es darle salida a los más de dos billones de dólares en derivados que están a punto de provocar otra gran crisis de las finanzas mundiales

Hoy los partidarios del Green New Deal usan el nombre de Roosevelt, pero están comprometidos con objetivos totalmente opuestos, su objetivo NO es luchar contra el cambio climático, lo que quieren es darle salida a los más de dos billones de dólares en derivados que están a punto de provocar otra gran crisis de las finanzas mundiales. De economía verde nada de nada. Pretenden salvar nuevamente al mundo financiero de la quiebra, al igual que lo hicieron en  2008-2009.

Según los mecanismos propuestos por la estrategia de “Gran Reinicio” del Foro Económico Mundial, las nuevas redes de energía verde – diseñadas para reducir la temperatura mundial – tendrán el efecto de reducir el trabajo productivo en lugar de aumentar estas actividades como lo hizo el New Deal de Roosevelt.

En efecto, los dispositivos planificados por el Banco de Inglaterra (y el grupo Carney/ Bloomberg) se propone crear incentivos para una deconstrucción industrial. En un reciente discurso Max Carney – ex jefe del Banco de Inglaterra y actual asesor del  Primer Ministro Boris Johnson- expresó : “Lograr cero emisiones netas requerirá una transición económica completa: cada empresa, cada banco, cada asegurador e inversor tendrá que ajustar su modelo de negocio. Esto podría convertirse en un riesgo existencial para el trabajo de una parte de la población pero es la mayor oportunidad comercial de nuestro tiempo”.

Max Carney, que también es el arquitecto del Pacto Climático de los Banqueros Centrales, ya ha pronosticado la desaparición de las empresas que se nieguen a cumplir con los nuevos estándares ecológicos, que el capital financiero desean que se impongan al mundo: «las empresas que anticipan estos los desarrollos serán recompensados ​​generosamente. Los que no, tendrán que dejar de existir ”.

Ante esta estrategia de gran calado de la oligarquía financiera mundial es oportuno preguntarse: ¿el llamado Nuevo Acuerdo Verde incluirá regulaciones sobre las finanzas? ¿el “Nuevo Acuerdo Verde” será controlado por estados nacionales soberanos o por bancos centrales privados en interés de la élite oligárquica?

¿Que hace China?

A diferencia de los planes estratégicos en pleno desarrollo del Foro Económico Mundial el programa conocido como Iniciativa de la Franja y la Ruta – impulsado por China- protege efectivamente el medio ambiente creando nuevas fuentes de trabajo productivo.  

Este proyecto- también conocido como Nuevas rutas de la Seda – se propone un objetivo totalmente distinto al FEM; impulsa el crecimiento agroindustrial del mundo por medio un sistema de financiación a largo plazo.

En momentos que se anuncia una nueva ola de la pandemia hay que tener claro que cualquier “reinicio verde” legítimo debe proteger a las personas, al tejido productivo y a las naciones reduciendo el poder de la oligarquía financiera.

Hacer lo contrario será condenar a millones al hambre, la precariedad y la pobreza. La élite financiera que se reúne en torno al Foro Económico Mundial es la misma que ha devastado los vidas humanas provocando el actual desastre climático y ecológico.

Fuente

ATTAC en Aragón no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.


Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 164 suscriptores.